DECRETO 183/2010, de 5 de noviembre, del Consell, por el que se declara paraje natural municipal el enclave denominado Penyes Albes, en los términos municipales de Montichelvo y Terrateig.

Sección:I - Disposiciones Generales
Emisor:Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda
Rango de Ley:Decreto
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
PREÁMBULO

El ámbito territorial del Paraje Natural Municipal Penyes Albes se sitúa en el sector sur de los términos municipales de Montichelvo y Terrateig, en la comarca de la Vall d'Albaida. El área, de 347,42 hectáreas, alberga valores ecológicos, paisajísticos y culturales que justifican su declaración como espacio protegido.

La proximidad con los paisajes protegidos del Serpis y del Benicadell, del cual es prolongación natural y del lugar de interés comunitario Serra de la Safor, sirve para situar el paraje y conformar una aproximación a sus valores naturales y paisajísticos.

Geomorfológicamente, la zona se inscribe en el gran anticlinal prebético formado por las sierras de Benicadell y Ador. Los materiales corresponden a los periodos triásico, cretácico y jurásico.

Presenta una orografía abrupta, alternando los relieves montañosos con profundos barrancos, constituyendo un entorno paisajístico de gran belleza. Como hitos destacados del paraje sobresalen los picos de Penyes Albes (656 m) y la Penya Llarga (570 m), puntos más elevados del espacio; desde donde puede divisarse en primer término el cerro del Tossal de la Creueta (409 metros), y como fondo, buena parte de la mitad sur de la provincia de Valencia, conformando un escenario de elevada calidad paisajística.

La reiteración de incendios forestales en las últimas décadas ha condicionado fuertemente las características de la cubierta vegetal, predominando actualmente las especies pirofíticas. Predominan las masas de pino carrasco (Pinus halepensis), entre las que se intercalan pequeños bosquetes de carrasca (Quercus ilex subsp. rotundifolia) procedentes de regeneración natural. El estrato arbustivo responde a las características típicas del matorral termófilo mediterráneo, predominando la coscoja (Quercus coccifera), el enebro de miera (Juniperus oxycedrus) y el lentisco (Pistacia lentiscus). En menor proporción cabe encontrar otras especies como el espino negro (Rhamnus lycioides), el aladierno (Rhamnus alaternus) y el palmito (Chamaerops humilis). Un factor de heterogeneidad es el que introducen los campos de secano intercalados en el monte y que contribuyen a diversificar y enriquecer el paisaje.

En los fondos de barrancos y algunas zonas de umbría es posible encontrar algún ejemplar de fresno de flor (Fraxinus ornus), arbusto endémico de la Comunitat Valenciana. Aparecen también ejemplares de orquídeas (Ophrys apifera) denominada popularmente flor de abeja y numerosas lianas como la zarzaparrilla (Smilax aspera), la rogeta (Rubia peregrina), la madreselva (Lonicera implexa), el espino albar (Crataegus monogyna), el matapollo (Daphne gnidium), la zarza (Rubus ulmifolius) y la hiedra (Hedera helix).

En cuanto a la fauna, ésta se halla bien representada. En lo que a reptiles se refiere, las zonas abiertas con matorral bajo conforman el hábitat ideal para la lagartija colilarga (Psammodromus algirus), el lagarto ocelado (Lacerta lepida) o las culebras de escalera (Elaphe scalaris) y bastarda (Malpolon monspessulanus). Anfibios como el sapo común (Bufo bufo) o el sapo corredor (Bufo calamita) buscan los remansos temporales de agua, para llevar a cabo la reproducción.

Las aves en el ámbito de estudio presentan una gran diversidad destacando la presencia de una especie amenazada, el águila azor perdicera (Hieraaetus fasciatus) incluida en la categoría de vulnerable en el Catálogo Valenciano de Fauna Amenazada. Las zonas con masas arboladas de pino carrasco albergan especies adaptadas a los ecosistemas forestales, como son el herrerillo capuchino (Parus cristatus), el torcecuello (Jynx torquilla), el agateador común (Certhia brachydactyla), la paloma torcaz (Columba palumbus) y en ocasiones el gavilán (Accipiter nisus). Las zonas con matorrales de brezo y coscoja representan el hábitat idóneo para la nidificación de numerosas especies de pequeñas aves como las currucas rabilarga (Sylvia undata), cabecinegra (Sylvia melanocephala) y carrasqueña (Sylvia cantillans), o la vistosa tarabilla común (Saxicola torquata), posada frecuentemente en las

ramas más prominentes de los arbustos. En los barrancos más frescos y umbríos, en la profundidad del matorral, es posible detectar la presencia del ruiseñor común (Luscinia megarhynchos).

Por otra parte, en el grupo de los mamíferos, se constata la presencia de especies incluidas en el Catálogo Valenciano de Especies de Fauna Amenazadas como el tejón (Meles meles), la garduña (Martes foina), la comadreja (Mustela nivalis) y el turón (Mustela putorius). Cabe destacar la presencia en el paraje de especies de gran valor por su interés cinegético como los abundantes conejos (Oryctolagus cuniculus) y jabalíes (Sus scrofa).

Por lo que respecta al patrimonio histórico-cultural, en el ámbito del paraje se encuentra un buen número de yacimientos y restos con valor arqueológico y etnológico. Entre los yacimientos arqueológicos se citan la Cova del Racó Tancat y la Cova Fosca. Por otro lado, como elementos representativos del patrimonio etnológico se reseñan la Font de la Nevera, la Font de Llaunaix, la Font i Abeurador i Bassa del Pla de les Fonts, el Forn del Barranc Tancat y la Nevera. En el Inventario de Bienes Patrimoniales Inmuebles del Ayuntamiento de Montichelvo aparecen tres elementos presentes en el ámbito del paraje: el Alcavó de Baix, la Arcada del Codadet y la Nevera de Penyes Albes.

Finalmente, cabe mencionar que el paraje de Penyes Albes presenta un gran potencial para el desarrollo de actividades como el senderismo y la educación ambiental, así como todas aquellas actividades relacionadas con el uso público en la naturaleza.

Por todo ello, y a iniciativa de los ayuntamientos de Montichelvo y Terrateig, la Generalitat, en virtud de lo establecido en el artículo 49.1.10 del Estatut d'Autonomia de la Comunitat Valenciana, en su redacción dada por la Ley Orgánica 1/2006, de 10 de abril, de Reforma de la Ley Orgánica 5/1982, de 1 de julio, que establece, entre otras materias, la competencia exclusiva de la Generalitat sobre espacios naturales protegidos, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 149.1.23 de la Constitución española, considera necesaria la declaración de un régimen especial de protección de los valores naturales de este espacio.

Así, la Ley 11/1994, de 27 de diciembre, de la Generalitat, de Espacios Naturales Protegidos de la Comunitat Valenciana, establece la figura de protección denominada paraje natural municipal, que se regula posteriormente por el Decreto 161/2004, de 3 de septiembre, del Consell, de regulación de los parajes naturales municipales, que se adapta a las características de este enclave y permite la vía jurídica idónea para la consecución de los objetivos previstos.

Por ello, en vista a los valores naturales e importancia del mismo, del interés de los ayuntamientos de Montichelvo y Terrateig, y habiéndose cumplido en el procedimiento los trámites necesarios para la declaración del paraje natural municipal previstos específicamente en la Ley 11/1994 y en el Decreto 161/2004, a propuesta del conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, conforme con el Consell Jurídic Consultiu de la Comunitat Valenciana y previa deliberación del Consell, en la reunión del día 5 de noviembre de 2010,

DECRETO

Artículo 1 Objeto
  1. Se declara paraje natural municipal el espacio denominado Penyes Albes, en los términos municipales de Montichelvo y Terrateig, estableciéndose para él un régimen jurídico de protección, de acuerdo con las normas contenidas en la Ley 11/1994, de 27 de diciembre, de la Generalitat, de Espacios Naturales Protegidos de la Comunitat Valenciana.

  2. En razón del interés botánico, ecológico, geomorfológico, paisajístico y sociocultural del paraje natural municipal, y de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 11/1994, de 27 de diciembre, de la Generalitat, de Espacios Naturales Protegidos de la Comunitat Valenciana, y en el Decreto 161/2004, de 3 de septiembre, del Consell, de regulación de los parajes naturales municipales, dicho régimen jurídico está orientado a proteger la integridad de los ecosistemas naturales, no admitiéndose uso o actividad que ponga en peligro la conservación de los valores que motivan su declaración.

Artículo 2 Ámbito territorial
  1. El Paraje Natural Municipal Penyes Albes, con una superficie de 347,42 hectáreas, se localiza en los términos municipales de Montichelvo y Terrateig, en la provincia de Valencia, figurando su delimi-

    tación descriptiva y gráfica en los anexos I y II del presente Decreto, respectivamente.

  2. En caso de eventual discrepancia entre la delimitación descriptiva y la delimitación gráfica, prevalecerá la primera de ellas.

Artículo 3 Administración, gestión y asesoramiento
  1. La administración y gestión del paraje natural municipal corresponde a los ayuntamientos de Montichelvo y Terrateig.

  2. Con objeto de coordinar la gestión del Paraje Natural...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA